Esta tienda utiliza cookies y otras tecnologías para que podamos mejorar su experiencia en nuestros sitios.

aceptar
Formulario de pedido rápido

¿Ya sabes los productos que quieres pedir?

Haga clic en el botón de abajo para acceder a nuestro formulario de pedido rápido y ahorrar tiempo.

COMPRAR AHORA

logo
Telemedicina: la tecnología llega al mundo sanitario

Las tecnologías han marcado un antes y un después en la manera de comunicarnos. Y era solo cuestión de tiempo que esta forma de comunicación llegase al sector sanitario. Con el avance de la pandemia este proceso se ha acelerado y ahora, más que nunca, el sector de la medicina está ligado a los pacientes.

En palabras de la Organización Mundial de la Salud (OMS), la telemedicina es “aportar servicios de salud, donde la distancia es un factor crítico, por cualquier profesional de la salud, usando las nuevas tecnologías de la comunicación para el intercambio válido de información en el diagnóstico, el tratamiento y la prevención de enfermedades o lesiones, investigación y evaluación, y educación continuada de los proveedores de salud, todo con el interés de mejorar la salud de los individuos y sus comunidades”. Este hecho ha marcado un antes y un después en el modo de interactuar con los profesionales. Y sus ventajas han llegado aquí para quedarse en todo el proceso médico.

El aumento de los escenarios tecnológicos ha traído infinidad de ventajas en todos los sectores de la medicina. Asimismo, la telemedicina se ha convertido en el perfecto complemento que da avance a pasos agigantados en cuanto a la gestión administrativa de pacientes se refiere.

Por si esto fuera poco, también ayuda a dar un servicio de atención primaria personalizada a los pacientes, pudiendo realizar diagnósticos y tratamientos efectivos y rápidos. Lo cual es una ventaja ya que reduce tiempos de espera, y da una igualdad de oportunidades al acceso de los servicios sanitarios a todo tipo de pacientes. Mostrando una equidad en este acceso, y tendiendo la mano a las personas dependientes para recibir la atención que necesitan sin moverse de sus domicilios.

Además, los servicios de telemedicina aportan un mayor ahorro y optimización del tiempo, lo cual se traduce en la oportunidad de tratar a más pacientes y acelerar los procesos de espera.

Y ya fuera del trabajo en sí propiamente dicho, este formato da una gran oportunidad a los profesionales médicos para optar a una formación complementaria y rotativa, que permita reciclar al profesional en el sector, adquirir nuevas competencias y aplicar nuevos conocimientos al trabajo de campo.

Incluso este formato permite la intercomunicación del sector pudiendo derivar pacientes a especialistas sin esfuerzo, para dar un servicio completo y satisfactorio y llevar a cabo proyectos médicos y resolución de dudas que pudieran derivarse de dichas consultas.

Ante este escenario ¿cómo no íbamos a aprovecharlo? La telemedicina ha llegado para quedarse en los centros médicos y consultas privadas. Cuéntanos tus impresiones sobre este nuevo fenómeno y si estás a favor de este tipo de servicio o crees que un diagnóstico presencial es más concreto.