Esta tienda utiliza cookies y otras tecnologías para que podamos mejorar su experiencia en nuestros sitios.

aceptar
logo
Consejos para prevenir la alergia primaveral

Con la llegada de la primavera se avecina uno de los momentos de más polinización en el ambiente y, con ella, las alergias. Una patología muy común y que puede prevenirse con algunas pequeñas acciones diarias. Estas acciones evitarán que las partículas de polen entren en contacto con nosotros y facilitarán la convivencia durante la primavera.

¿Qué hacer dentro de casa?

Le hecho de mantener las ventanas cerradas puede parecer muy simple pero es uno de los métodos más efectivos en la lucha contra el polen y la prevención de la alergia. Pues, al mantener las ventanas cerradas estamos evitando que esas partículas de polen se introduzcan en nuestra casa y carguen el ambiente.

También es importante prestar atención a la limpieza diaria pues con una pequeña inversión de tiempo diaria podemos mantener un ambiente libre de polen y alergias. Algunos de estos trucos son el uso del aspirador, asegurarnos de lavar bien las fundas y la ropa de cama, aspirar correctamente las alfombras y  utilizar una bayeta de microfibra húmeda que nos ayude a retener las partículas más escondidas.

Por último, si dispones de un deshumidificador podrás beneficiarte de la limpieza del ambiente adecuada para que además de cuidar de la alergia al polen puedas protegerte y prevenirte de otras alergias como es el polvo o los ácaros entre otros.

¿Y cuándo salimos fuera de casa?

En primer lugar evita realizar tareas al aire libre como son la jardinería ya que se trata de una exposición abierta al polen. Pero además, si te es posible deberías evitar ir alugares montañosos donde la acción polinizadora es superior.

Las gafas de sol juegan un factor positivo y determinante a la hora de la prevención con el polen. Pues al llevarlas puestas evitas que las partículas que producen alergia tengan contacto con los ojos y te produzcan ese lagrimeo tan característico. Si además de esto llevamos mascarilla la protección será doble. Tanto del Coronavirus como de la alergia.

En el caso de que nos desplacemos en coche, mantener las ventanas cerradas será la manera más efectiva de evitar cualquier exposición a la alergia.

Por último, cuando volvamos a casa, sería conveniente cambiarse de ropa al llegar a casa, lavarla y ducharnos para evitar que el polen que hayamos podido recoger de la calle se introduzca en nuestra casa y nos juegue una mala pasada.