Formulario de pedido rápido

¿Ya sabes los productos que quieres pedir?

Haga clic en el botón de abajo para acceder a nuestro formulario de pedido rápido y ahorrar tiempo.

COMPRAR AHORA

logo
Violencia obtétrica, una realidad detrás de cada consulta

La violencia obstétrica se refiere a las práctica y conductas realizadas por parte de los profesionales de la salud que, o bien por acción u omisión, se pueden considerar violentas durante todo el proceso de embarazo. Esta clase de violencia se produce tanto en el sistema de salud público como en el privado. Se estima que al menos la mitad de las mujeres en España ha sufrido esta clase de violencia en algún punto del periodo de gestación por parte de los profesionales de la salud. Esta se puede dar en forma de actitud paternalista, actitud deshumanizante, vejaciones, intervenciones dolorosas y sin el consentimiento de la paciente, etc.

violencia obtetrica embarazadas

Consecuencias de esta clase de violencia

Además de las secuelas físicas que una mala praxis pudiera dejar en la paciente, entre el factor psicológico. Pues esta clase de violencia podría ser asociada a las secuelas post parto que se producen una vez el bebé está presente.

Causas por las que podría desarrollarse

Las causas son diversas, pero constituyen indicios del porqué se podría estar produciendo esta clase de violencia. Existen componentes culturales, sociales y formativos que encuentran a los profesionales sanitarios en una posición de poder por encima del paciente y lo que este sea capaz de decidir con un tema de tal calibre.

violencia obtetrica embarazadas medicos

Otra de las posibles causas que algunos estudios señalan como foco en el desarrollo de esta clase de violencia obstétrica a desgaste profesional (síndrome burnout) que los especialistas estarían sufriendo a lo largo del tiempo. Esto provocaría la deshumanización de los pacientes y su conflicto comunicativo.

Soluciones a esta violencia obstétrica

Para poder crear un ambiente idóneo en el proceso de gestación de las pacientes, es necesario hacer hincapié en la educación. Para ello, la salud tiene un papel troncal en el desarrollo de la buena comunicación médico-paciente. Las herramientas de conocimiento, empatía y detención de la violencia obstétrica son base para evitar en compañeros de profesión y en ambientes laborales esta clase de violencia, que además está catalogada como una violación de los derechos humanos.

investigacion violencia obtetrica embarazadas

Por último, la investigación como fuente de esclarecimiento de los patrones de comportamiento que llevan a esta clase de trato y metodologías que impliquen el consenso de la comunidad médica, con el fin de erradicarla en el futuro.